viernes, 1 de octubre de 2010

Medicamentos



Llevo días rodando entre medicamentos,



Me dicen que ya son meses, pero parecen tan cortos,



Cada día que pasa me veo más,



Cada día que pasa me encuentro más,



Y vuelven las alucinaciones pero ya no de medicamentos



Mis alucinaciones,



Llevo días rogando para no sentirme sola,



El medicamento me deja sola,



Sola sin mí,
Hace que pierda, que pierda luz.



Tengo que luchar contra todos,



A unos decirles que estoy bien,



A otros recordarles que aquí estoy,



A otros engañarlos con que me ido.



Los engañados son los medicamentos



No me dejan respirar a gusto.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Cuatro de Septiembre


Sábado 4 de septiembre


Que puedo decir de este día, cada vez me siento menos conectada, extraño un poco mi conexión, pero también entiendo que era normal. Creo que cada vez entiendo más cuando regresa. Pero como siempre solo me lo puedo explicar con un cuento.


Adiós conexión Unicornio


Estaba sola en mi cuarto, lo había estado preparando por si tú regresabas, pero esta vez para darte una patada en la cara.

-Hola,- me dijiste


-Hola pequeña unicornia,- te dije ó más bien me dije a mi misma.


-Cuéntame un chiste,- dijiste algo nerviosa,- vamos a jugar, quiero salir, quiero ir a jugar nuestro juego favorito.


- Ya no puedo, es difícil de explicar, pero ya no puedo, acabo de cumplir veinte años, ya no puedo acompañarte, tengo cosas que hacer aquí.


-¿Qué es más importante que yo?


- Pues yo, la nueva yo, he venido a ocupar tu puesto, he venido a decirte que solo podremos estar juntas en sueños, dónde eres el tesoro más preciado, pero ya no más, ya no podemos estar juntas.


-Pero,- te enojas, te sueltas en ira, quieres jugar a como de lugar.


-Mejor en lugar de jugar acompáñame a ver algo que nos gusta a las dos, ya sabes a que me refiero, ay que ser cómplices no contrincantes, ya me canse, veme estoy cansada de luchar contigo, mejor se mi amiga, y te dejare quedarte, pero debes darme algo a cambio.


-¿Qué?


- Tu voz y tus ojos; tu cuerpo debes entregármelo todo porque yo también lo necesito. Lo necesito para que salgamos juntas, para que salgamos afuera, para que me curen.
Lloró y pataleo, llore yo, la iba a extrañar pero dentro de mi sabía que era parte de la transformación, ella iba a disfrutar más estando a mi lado, que queriendo irse de aquí, descubriendo una nueva comunicación a su lado. Una que lo demás pudieran entender.


-Adiós.


-No pequeña, se dice hola buenos días. Y si te quieres lucir, felicítame por mis veinte años.

Yo prometo que escribiré cuentos sobre ti.

domingo, 22 de agosto de 2010

Mi vida con Cuerno



Para empezar, solo quiero decir que estoy harta de explicar mis pensamientos, así que quién no le entienda a mi vida, no es mi problema, no quiero reclamos; voy a dar una serie de generalizaciones pero después no voy a regresar.

Capítulo uno

Quien sabe por qué, Godines les dio a los perros el poder de control, las gatas nos limitamos a observar su disque control y reír o sufrir, pero siento que ya está casi aquí el año luna.
Ahora aclararé, los perros, son los hombres, siempre babeando, sedientos de carne, y buenos para echarse. A ellos los guía el sol, un gran magnetismo déjenme decirle pero oigan tranquilas, también hay días nublados con noche de luna.

Mujeres, las gatas, guiadas por la luna y oh un poder más, no sé bien como definirlo pero digamos que tenemos el poder de elfa, bueno quienes chicas lo encuentren, porque es difícil de encontrar pero todas lo tenemos. Lo más peligroso es un hombre gato, esos son fuego, pero en las manos, así que hay que tener cuidado cuando veas a un hombres sin perros y con mucho gatos.

Regresando a mi propio encuentro con la elfa, una vez que encuentras tu elfa puedes ser lo que sea, y déjenme recordarles que esta historia, más que para perros es para gatas. Tenemos que tomar de una vez el control. Yo elfa descubrí que mi poder era grande. Soy caballo de metal en el horóscopo chino, buen lugar para buscar tu elfa. Siempre me considere una yegua noble, pero al combinarme con mi primer poder que es ser gata, descubrí que las gatas no nos limitamos a ser un simple caballo, ahora mi poder elfa no lo diré por el momento, demasiada información pero pondré un ejemplo.
Si se sienten ofendidas por ser gatas, no lo estén, esa es la trampa que utilizamos ante un mundo controlado por perros. Tenemos que usar nombres de perros hasta que llegue el año luna, donde Godines nos dará el dedo a nosotras.

Ah sí Godines, mi único Dios, Dios de dioses. Ahora si mi primer ejemplo de gata. Megana la Zorra. Como ya dije se oye mal pero, no hay nada que hacer, y menos ante el aparente poder. Gata de nacimiento, Megana tiene un gran pelaje, se ve que lo ha estado peinando. Su elfa es la Zorra, gran adquisición, porque son muy bellos, no sé mucho de sus poderes pero espero que empiecen a captar la idea.

Una vez que la gata encuentra su elfa, puede ser su elfa origen ó cualquier otra elfa, ya que las gatas por nacimiento estamos todas conectadas. Yo puedo ser delfín de mi amiga Katrina, porque ella me lo ha permitido, y porque sabe que cuando utilizó su elfa es para el bien de las gatas y el bien común, claro también sabe que debo manejar bien a su delfín y pronto transmutarlo a un delfín propio que en mi caso sería una ballena narval, ¿ya adivinaron que soy?

Chicas empiecen a guiar sus rezos hacia la luna, nos han tenido engañadas que tenemos que rezarle al sol, eso es egoísta departe de los perros. ¿Qué no saben que también hay una madre? La madre tierra, madre naturaleza, madre luna.
Pero estoy estigmatizando mucho a los perros, déjenme platicarles lo lindos y cariñosos que pueden ser. Un buen perro, leal, carismático, cariñoso, tierno, comprensivo, sabe cuando le deben dar órdenes. En este mundo hay perros muy buenos, yo misma debo decir que estoy casada con un perro magnifico, bofo como el mismo pero con todas las cualidades que dije antes. Porque todos tenemos otro poder, el poder demonio, muy peligroso, hace sufrir mucho, lastima mucho y es el poder que más les gusta a los perros para protegerse. Ellos también tienen su poder sol, pero para ellos es más difícil encontrarlo porque tienes que ceder mucho, algo que a las gatas se nos da por naturaleza, más por el sentimiento de madres, algo que todas llevamos aunque no seamos madres verdaderas.

Conozco a un perro, no el mío, un familiar. Nació siendo perro, con sus cualidades y defectos, y un día que lo voy viendo ballena, es el poder del sol, grandeza, nobleza. Son muy pocos los que logran esto. Ahora sí hablando de mí esposo, perro con poder sol perro, grandes atributos. Los poderes también los puedes encontrar por ejemplo en los buenos tatuajes, así descubrí a mi marido, una como gata sabe diferenciar entre la magia sol buena y la mala. Yo encontré magia sol buena un perro encerrado dentro de otro perro. No convencida con esto, busqué horóscopos en horóscopo chinos, patada en la cola, perro de nuevo, perro de agua yang para ser exacta, traducido; para empezar perro perro, agua, que fluye buena señal pero el agua fluye en todos lados, así que hay que acomodarse, yang, completamente sol. Hay perros ying que tienen algunos poderes gato, pero esa dualidad a veces también puede bloquearlos. Hay gatas yang, muy fuertes, peligrosas si lo usan para el mal, pero con limitantes en su ying, que es la luna y toda su femineidad.

En el capítulo dos, apuntaré como manejar a tu perro, tranquilos todos, lo que parece más difícil, es lo más lindo y sensato del mundo. Recuerden chicas, las gatas tenemos que ceder al yang del perro, aunque también tenemos nuestra demonio que nos ayuda. Y si, sí sirven los tatuajes de luna, bueno a mi en lo personal me ayudo a descifrar ideas.
Atentamente para ustedes Unicornio Yang.

domingo, 14 de febrero de 2010

Mi naturaleza insecto


Libélula mía

Como veo a mi libélula a diario, su vida la vivió junto a mí, ¿quién fui yo en la suya? ¿Fui quién creí ser? Tan acostumbradas estamos a vernos, que no me percaté de que en mi vida siempre estuvo ella, viéndome, entonces ¿estoy aquí para que me veas? ¿Es ese mi destino?

Nadie más que mi libélula me va recordar, cuando en una hoja, cansada de volar, se pose, morirá, yo estaré pensando en ella. Mi libélula siempre intentó doblar esas alas, pero no era su naturaleza, nunca lo aceptamos. Lo único que me dejó, libélula, pensar en sus alas, alas que no se doblan, alas que no descansan.
Y porque intente no verte, por que intentamos doblar las alas, si no había nadie para vernos, nunca hubo nadie. Solo nuestros recuerdos libélula, tantos, demasiados.

Hombre insecto


Hombre insecto, insecto, insecto que toca, esas cinco ramas que explotan tu melodía, insecto, como se mueven, me llenan cuando te veo, insecto, y quisiera quedarme viéndote, oyendo tus melodías, pero ya no quiero recordar tu existencia. Estudiarte y descifrarte diario, solo te he visto en sueños insecto, ahora te veo en él. Sé que tú insecto, hombre insecto, no me vas a recordar, cuando estés acostado, pensando.

Entre las hojas verdes, me escondí para poder verte, y ahora solo, sola, siempre, por siempre, sola, recordándote esa noche, tú no me vas a recordar. Pero te vi hombre, te vi insecto, y tú tal vez me viste. No me importa, los conciertos de mi vida ustedes los tocaron, tal vez sin verse uno a otro, pero estuvieron, y la que se fue, fui yo, porque ¿Qué tal si me recordarás? no creo poder con tanto, pero son los sueños, porque tienes muchos a quienes recordar, ¿Porqué recordarías a tu espectadora silenciosa? Nunca sabré si me vas a recordar, me fui.

La única insecto fui yo, doble la alas, porque pude, porque ya no éramos de la misma especie. Para poder oírte hombre insecto, para sobrevivir en esta realidad. Solo mi libélula loca me vio, pero no lo recordó, hice que lo olvidara, mejor así, ella no necesita doblar sus alas, es libélula, no es su naturaleza, y el hombre insecto, tocó esa noche, sentí su poder, él nunca lo supo. Todas sus dualidades de insecto, todo, lo hizo mi naturaleza insecto. No es mi destino que me vean. Nunca estuve.

miércoles, 10 de febrero de 2010

En él rape



Pensé, porque es que me ven tanto… pero no me veían a mí, veían mi cabeza, mi cabeza trasquilada, el experimento de ese día, ese día de ocio.

No había sido un reflejo impulsivo. El primer reflejo impulsivo que había tenido, había sido un gran fracaso, porque al final no había tocado mi cabello.

No, esto era algo que desde hace meses, desde la derrota de mi piel cornificada, el cabello había ganado en ese entonces, ¿Qué és el cabello? ¿Había sido hasta entonces victima de mi vanidad? Ó ¿no quería que me vieran más allá?, usualmente mi mente no toca el cuerpo, pero ahora veía como perdía, como se perdían los pequeños pelos en el lavabo, como el cuerpo ya no tenía el poder.

El más difícil fue el primer corte, el decisivo, casi sentí las navajas, aunque mi cráneo empezaba diez centímetros arriba. Entre pensamientos y la metálica…me decía ¿qué va a decir mi mamá? ¿Qué va a decir él?
Solo una opinión me dio conmoción, dos días después al despertarme y verme en el espejo. Era una locura, ¿Dónde estaba mi pelo? ¿Dónde estaba mi look tranquilo? Ahora solo había poder, poder en tijeretazos, pero espera, ¿Quién soy para cargar con tanto poder?

Pero el poder se ve cegado por algo más fuerte, la liberación, mi liberación, después de mese de pensarlo, después de tanto moverlo, ya estaba, la ganas tajantes que sentía en la mente, ahora las veía en mí, es increíble, por fin, la fuerza que había soñado, ahí estaba.

Había avisado al profesor mi inasistencia a la clase pasada de ciencia, por una gripa. Al entrar el profesor se acercó y me dijo:
-tú no tienes gripa, más bien estas algo pelona.
Yo le dije:
-Sí, fue el precio, por curarme.

El profesor me vio con ojos extraños, se volteó para su escritorio.
Si ahora, mi pregunta de ¿Qué es el cabello? Mi cabello ahora es un poco más de mi mente, y ahora igual que mi mente mi cabello tiene zona de selva y zona desértica, su zona común, y su zona extremista, y no digo que la selva sea común.

Y heme aquí, pelona, viéndolos como me ven, pero como ya dije, no es a mí a quien ven.

domingo, 24 de enero de 2010

La pareja animal




-Hola, buenas tardes,- dije.
-Buenas tardes señorita, sabe usted ¿Porqué la llamamos?,- me dijo la doctora.
-Por las marcas de mi cara, supongo,- le dije.
-Si, si, vamos al punto, eso me gusta,- dijo la doctora mientras anotaba en su libreta. Hizo una pausa grande,- podría proceder y contarme, ¿qué fue lo que le paso?; usted sabe que aquí en la compañía, la presentación es importante, recibiremos visitas pronto, importantes, y ya que es usted encargada del laboratorio 11-C…
-Está bien, entiendo,- la interrumpí y respire hondo,- si le cuento, ¿Me puedo ir?¿Podría continuar con mis investigaciones?
-Espero no quitarle más tiempo, pero ¿Adondé se fue a meter? ¿Por qué tiene toda la cara razgada?,- dijo la doctora despectivamente. Y si, al tocarme la cara, sentí las cicatrices, llamativas.
-Mire no quiero que se preocupen, las heridas sanarán pronto, antes de que los doctores nos visiten,- dije y trague saliva,- si quiere saber, fue teniendo relaciones sexuales.
-¿Con quién?,- me dijo sorprendida mientras apuntaba todo rápidamente.
-Con mi pareja, con la que vivo. Ja, ja, ja, siempre intentamos que no sea notorio, pero tiene que entender, era nuestro aniversario.
-Pero ¿Cómo pudo su pareja hacerle esto? Señorita, ¿me está engañando? ¿Con que le hizo esas marcas su pareja?
-Unas con los dientes, otras con la garr.. digo uñas,- dije mientras me sonrojaba.
-¿Y usted lo acepta? ¿Por qué se deja lastimar de esa forma? Y aparte de todo, esta tan tranquila. Señorita este tipo de comportamientos no es natural, así que si no resolvemos esto ahorita, tendré que hablarle de usted al departamento psicológico para que le hagan unas pruebas y saber si es apta para trabajar aquí,- me dijo la doctora, estaba roja de enojo, piensa que le miento.
-Pues ya hice las pruebas, y las pase, ya le dije que mis heridas van a sanar pronto, fui sincera, ¿Qué más quiere? Esta es mi naturaleza, no me dejo lastimar, solo que cuando Arnoldo y yo tenemos relaciones nos convertimos.
-Ja, ja, ¿en que se convierten?
-Pues la primera vez, no sabíamos que éramos, nunca nos había pasado eso con otras parejas. Simplemente empezamos a excitarnos y nos volvemos locos. Nos gusta, nos encanta, realmente no veo que haya algo malo en eso, si disculpe, se propaso, más con la del párpado ¿no?
-Señorita más que por mí, hágalo por usted, ¿quiere estar llena de cicatrices? Solo porque a su pareja le gusta, usted no se debe dejar lastimar.
-Si viera, creo que mi piel es muy buena cicatrizando, porque me ha hecho cosas realmente profundas, y no, no me queda cicatriz. Supongo que esto de volverse animal a la hora del acto, también hace que cicatrice rápido.
-¿Volverse animal? Bueno, señorita, esto que me dice, no la está ayudando en nada…
-¿Sabe qué? ya estoy harta, ya le conté, fui muy sincera, le digo la verdad. Mejor le hubiera dicho que me asaltaron y ya, pero no, soy decente, lo único que pasa, es que usted no conoce, lo que él y yo hemos compartido, lo que he experimentado, es más valioso que cualquier cosa, ¿Quién tiene la dicha de presumir que literalmente es un animal en la cama? Y mejor aún, encontré a alguien que se vuelva animal conmigo.
-Realmente creo que usted tiene problemas…
Salí de ahí, furiosa, tengo una cita con el departamento de psicología el lunes, que fastidio, todo por mentes cerradas.
Al llegar a casa, mi hombre ya me estaba esperando.
-Ya vine,- le dije, mientras me acercaba a él y le daba un beso.
-¿Qué tal te fue?,- me respondió, mientras me ayudaba a quitarme la ropa.
-Pues, ahora si te pasaste, la del ojo los impresionó mucho, me quieren ver el lunes,- le dije mientras me reía recordando la velada.
-Bueno, espero que se nos ocurra algo.


Empezó a besarme, y sentí que venía, el animal la bestia. Lo besé más y al ver sus ojos excitados, comprendí que faltaba una mirada más para convertirnos. Y así fue, sus uñas comenzaron a crecer, se volvieron garras. Yo me empezaba a encorvar, mis dientes crecían, sentía el placer más grande por la transformación, sí, en este cuerpo, todo es placentero.


De repente nos vimos, éramos esos animales, esas bestias, excitadas, jadeantes. Su cuerpo rebosaba en grandeza, la baba escurría de mi lengua larga.
Aún no se que somos, pero no importa, a él le gustan mis garras, es lo único que importa.


-Grr… grr…grr…,- me decía mientras me besaba. Y lo pensé una vez más, aunque nadie lo entienda, ¿Qué se le va a hacer? ¿Dejarlo pasar?


Apagué la luz.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La que se canta en mi escuela

Canción del poema de bodas negras, cantado con el tono de Ana Gabriel, y
algunas modificaciones...


Oye la historia que contome un día,
El viejo profesor de biología,
Era un estudiante que por mala suerte,
Su muestra de alga se deshidrato,
Todos los días iba al almacén
A buscar el agua destilada,
Los profes murmuraban con misterio,
Ese estudiante reprobado de por medio,
en día sin don Mario, entro al almacén,
ahí estaba el agua destilada,
busco en los estantes y se llevo en sus manos,
su pipeta con la gota derramada….

aqui esta el link por si quieren oír la versión de Ana Gabriel
http://www.youtube.com/watch?v=fEF1nw-xYRc